la mejor trona para tu bebé

La mejor silla alta: aquí hay 5 características que debe conocer para no tomar malas decisiones

Como sabrá cualquier padre primerizo, la trona es una ayuda indispensable durante el crecimiento del niño. En el mercado puedes encontrar varios modelos construidos con los materiales más dispares y equipados con funciones que ni siquiera te imaginas, pero es necesario saber evaluar la  mejor trona  si el juego vale la pena o si solo lo es.

características adicionales para subir el precio pero que probablemente nunca usarás.

A continuación te sugiero las 5 características fundamentales a tener en cuenta durante la fase de selección y compra.

1) Robustez

El primer parámetro que debe verificar es la robustez. La calidad de los materiales utilizados, el método de construcción, la solidez de la estructura, son aspectos muy importantes en los que  es bueno no escatimar . Los materiales más comunes son:

  • acero
  • aluminio
  • madera
  • plástico maquinado.

Todos son buenos pero algunos son mejores que otros, la madera por ejemplo es sumamente apreciada por su durabilidad en el tiempo,  ideal para quienes planean tener más hijos  y quieren reutilizar la trona en un futuro. Elija siempre productos fabricados en Italia o, como máximo  , con certificación CE .

2) Estabilidad

De nada sirve una trona bonita y resistente si no garantiza una estabilidad absoluta. Inmediatamente notarás que tu hijo tenderá a hacer las acrobacias más absurdas sobre ellos, a treparse y tirarse en ellos. La estabilidad es por tanto un aspecto fundamental para su seguridad.

Una trona ideal  siempre debe mantener el equilibrio  independientemente de las tensiones que reciba. Comprueba que esté equipado con tapas antideslizantes o frenos si tiene ruedas, no dejes nada al azar y si tienes dudas pide información más detallada.

3) Calidad del recubrimiento

La trona para tu hijo se convertirá en un auténtico campo de batalla. Derramará la comida y el agua sobre él, lo coloreará con rotuladores, se revolcará en él, lo mordisqueará, etc. Esto nos lleva entonces al tercer punto fundamental, a saber, la calidad del tejido con el que está revestido.

Un material de buena calidad debe ante todo ser  resistente y casi imposible de romper , de hecho, los trozos de tela pueden ser ingeridos por el niño y causar daños graves.

4) Lavabilidad

Estrechamente relacionado con el punto anterior, el cuarto punto también debe ser cuidadosamente considerado. En la medida de lo posible  , intenta elegir siempre tronas con fundas extraíbles  que se puedan lavar fácilmente en la lavadora o por otros métodos, esto garantizará siempre la higiene óptima que tu hijo necesita.

5) Versatilidad

Una característica que interesa más a los padres que a los niños pero que puede condicionar la elección de una trona frente a otra. La posibilidad de  transformarla en hamaca,  por ejemplo, es una característica muy buscada, poder cerrarla para que ocupe menos espacio, poder llevársela de viaje, en definitiva, todos esos pequeños extras que pueden de alguna manera hacer tu vida más fácil.

¿Qué piensas?

¿Crees que estas 5 características son suficientes para elegir la mejor trona para tu hijo? ¿Tienes algún otro consejo para añadir que no hayamos mencionado en este artículo? Comparta su experiencia de crianza en los comentarios a continuación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.