Comida para bebé

Durante la larga espera, la relación con el recién nacido para la madre es íntima, personal, emocionante, el padre la vive como un reflejo a través de sus movimientos y emociones maternas.

Durante estos meses todo está perfectamente organizado para que la llegada del bebé sea perfecta.

Pero lo que uno imagina muchas veces no se corresponde con la realidad.

La llegada de un hijo a una familia, especialmente si es el primero, trae además de alegría también confusión y mucha angustia, especialmente para la madre.

Acostumbrarse a los ritmos del pequeño no es fácil, y muchas veces, a pesar de todo el cariño, puede resultar muy agotador y estresante.

La fase más delicada es entender sus ritmos, el tiempo de alimentación, la diferencia entre el grito de hambre y el grito de dolor.

Así que empecemos por la alimentación del bebé, tratando de entender bien cómo evoluciona en el primer año de vida.

Hora de la comida
Los primeros días para la madre son fundamentales, para aprender a entender las necesidades del bebé.

Es importante revisar que el pequeño duerma, coma y haga sus necesidades, esto indica que el pequeño se encuentra bien.

Los primeros días también son fundamentales para la lactancia , el bebé se adhiere al pecho de la madre desde las primeras horas de vida, y lo hará cada tres horas, al menos durante los dos primeros meses.

Cuando el bebé tiene que comer, si está durmiendo no se le debe despertar, sino simplemente tratar de averiguarlo, tal vez hablándole bajito, como mucho se intenta cambiarle el pañal.

Durante la noche, si no se despierta para la toma, es mejor no molestarlo, también porque después del primer mes generalmente se salta la toma nocturna .

Cada alimentación dura de 20 minutos a aproximadamente una hora. Es importante que la madre se asegure de que sus senos descansen.

Ten en cuenta, que el bebé se comunica solo a través del llanto, pero esto no quiere decir que cada vez que llora tenga hambre, quizás haya que cambiarlo o quizás solo quiera ser mimado por su mamá.

Mientras amamanta, la madre también debe prestar atención a su dieta.

Considerando que la composición de la leche es 85% compuesta por agua, es consecuente que la madre tenga que beber mucho más. De hecho, antes y después de cada alimentación, la madre generalmente siempre tiene mucha sed.

Por lo que se recomienda que beba al menos 2 litros de agua al día, para asegurar una buena hidratación y producción de leche.

Además, la alimentación de una madre lactante debe ser variada y equilibrada.

Necesita ingerir carbohidratos , proteínas , vitaminas , minerales , ácidos grasos omega 3 , calcio .

Desechemos ahora un cliché, según el cual beber cerveza aumenta la producción de leche, ya hemos dicho que la leche está compuesta por un 85% de agua, por lo que es importante beber agua.

Una buena producción de leche depende de muchos factores, uno de los principales es el correcto agarre al pecho del bebé y amamantarlo cada vez que lo pida. De hecho, la activación de las hormonas que estimulan la producción de leche está determinada por la succión.

La lactancia materna , a diferencia de la leche de fórmula, acostumbra al bebé a diferentes sabores. De hecho, el sabor de la leche está determinado por los alimentos que come la madre.

Durante la lactancia, la madre también debe tener cuidado con la toma de medicamentos, siempre es recomendable consultar con el médico tratante o pediatra antes de tomarlos.

La lactancia materna es importante porque la leche será el único alimento que comerá el bebé durante al menos los primeros tres meses y medio.

Destete
Cuatro meses: la primera papilla
A partir del cuarto mes comienza la fase más importante y delicada en la vida del bebé y de la madre, es el momento de la primera comida .

De hecho, a partir del cuarto mes se alternan las tomas con alimentos semisólidos.

La fase del destete es una etapa delicada y fundamental tanto para el desarrollo del gusto del niño, que condicionará todas las elecciones alimentarias de su vida adulta;

y porque hay que seguir unas normas, para evitar que el niño desarrolle alergias o intolerancias alimentarias.

Durante esta fase es recomendable consultar con el pediatra , quien te indicará la mejor forma de gestionar esta etapa de la vida del bebé.

En general, es recomendable iniciar el destete introduciendo fruta rallada u homogeneizada en los primeros quince días, en lugar de tomas de media mañana y media tarde.

La fruta con su sabor dulce ayudará al bebé a aceptar esta nueva forma de comer.

No debemos forzar al pequeño, porque para él todo esto es completamente nuevo, acostumbrado solo a alimentos líquidos debe familiarizarse, no solo con nuevos sabores, sino también con diferentes texturas.

Si el niño inicialmente rechaza la comida , no te preocupes, pero vuelve a intentarlo con mucha paciencia y calma.

Pasados ​​unos quince días desde la introducción de la fruta, se puede preparar la primera papilla que sustituirá a la alimentación central del día.

Inicialmente es recomendable preparar un caldo de verduras en el que se puede añadir una crema de arroz y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.
A la hora de preparar el caldo, utiliza las típicas verduras como la zanahoria, el calabacín y la patata.

Quinto y sexto mes: qué alimentos añadir
Entre el quinto y sexto mes puedes empezar a añadir cebolla, hinojo, espinacas al caldo, aún evita los tomates porque no es un alimento fácil de digerir. Además, también es posible añadir queso parmesano a la papilla.

En cuanto a la fruta, además de pera y manzana, se puede utilizar plátano, ciruelas, melocotones y albaricoques.

Séptimo y octavo mes: una explosión de sabores.
egrata tanto con la carne, salvo la de cerdo que se le puede dar al niño cuando tenga un año, como con el pescado, también se le empieza a dejar saborear el yogur y los quesos.

A estas alturas, el niño ya puede comer y tragar, por lo que se empiezan a utilizar formas de pasta muy pequeñas.

Es importante variar su dieta y asegurarse de que no rechace ciertos alimentos. El primer año de vida de un niño representa el período fundamental para acostumbrarlo a todos los sabores, para que de adulto sea capaz de apreciar todo tipo de alimentos.

Es importante acostumbrarlo a comer verduras, que son fundamentales para una dieta saludable.

Salir con el bebe
Cuando sales con tu pequeño, el problema del almuerzo es fundamental.
Para bebés de hasta seis meses, el problema es fácil de solucionar, ya que el pequeño se sigue alimentando de leche y fruta, por lo que organizar la comida no supone ningún inconveniente.

De los seis meses al año la situación es un poco más complicada, ya que la preparación de la papilla debe incluir el cumplimiento de las normas de higiene, que salvaguardan la salud del pequeño.

Para las comidas principales se recomienda prepararlas en la casa de vacaciones, o en el restaurante, donde generalmente puedes encontrar fácilmente lo necesario para preparar la papilla, mientras que para las meriendas puedes optar por los tarros de fruta homogeneizada .

Si no se dispone de un lugar adecuado, se puede optar por productos industriales, como papillas y caldos de verduras preparados, fáciles de montar y calentar.

Aún más práctico y rápido, puede utilizar comidas preparadas, que se seleccionarán según la edad del niño.

Son muy fáciles, seguras e higiénicamente garantizadas, no hace falta guardarlas en la nevera. Solo hay que tener cuidado de que una vez abiertos, deben conservarse en la nevera hasta 24 horas.

Último consejo, nunca olvides llevar contigo el agua del bebé.

Vajilla infantil para bebé

¿Cómo elegir la vajilla infantil de bebé? 6 consejos que debes tener en cuenta

Si tu bebé ha comenzado con los sólidos, la mejor forma de conseguir que coma mejor es que utilice su propia vajilla infantil, ya que estos son del tamaño adecuado para su manitas, por lo que los cubiertos de su pequeño serán de gran ayuda. A la hora de elegir la vajilla para tu hijo, …

¿Cómo elegir la vajilla infantil de bebé? 6 consejos que debes tener en cuenta Leer más »

Extractor de leche materna

El mejor extractor de leche, como elegirlo, que tener en cuenta

Probablemente uno de los mejores momentos de la maternidad sea la lactancia. En esos pocos minutos, la relación entre el niño y la madre es íntegra, dulce y muy íntima para ambas partes. Pero desafortunadamente, dado el ajetreo en el que vivimos, las nuevas madres no siempre pueden experimentar estos momentos al máximo, ya que …

El mejor extractor de leche, como elegirlo, que tener en cuenta Leer más »

Leche para bebés

Tipos de leche para bebés: Continuación, de crecimiento, de formula

La lactancia materna exclusiva es la mejor leche para bebés menores de 6 meses. Aporta el equilibrio necesario de macronutrientes, vitaminas, minerales y otros elementos para ayudar a los bebés a alcanzar su pleno desarrollo. La leche materna también contiene anticuerpos que protegen al bebé de ciertos tipos de infecciones. Las madres pueden elegir otros …

Tipos de leche para bebés: Continuación, de crecimiento, de formula Leer más »

Mejor biberón anticólico

Los mejores biberónes anticólicos, evita los cólicos al bebé

¿Cómo funciona un biberón anticólicos? Durante la alimentación, un biberón inadecuado puede hacer que el bebé trague aire. Así se crea la aerofagia: un exceso de gases intestinales que agrava el fenómeno. Es por ello la importancia del biberón anticólicos. No sólo se ha estudiado la ergonomía del biberón anticólicos (el biberón es curvo en la parte …

Los mejores biberónes anticólicos, evita los cólicos al bebé Leer más »

mejor almohada de lactancia

La mejor almohada de lactancia, cómo debe ser y sus características

La relación entre madre e hijo es algo muy especial, no se puede explicar lo que se siente crear vida, llevarla dentro de ti durante 9 meses y tratarla con la más amorosa atención. La almohada de lactancia hará todo más sencillo. Uno de los momentos más hermosos e inolvidables para las nuevas madres es quizás …

La mejor almohada de lactancia, cómo debe ser y sus características Leer más »