carrito de paseo ligero

Mejor carrito de bebé ultraligero, carritos de paseo ligero, cómodos y con gran usabilidad

Ranking de carrito ligero de bebé

Carrito ligero de bebé Foppapedretti

Hurra Apple es un producto práctico, extremadamente manejable y compacto incluso cuando está abierto, que no renuncia al estilo gracias a su brillante color en la parte alta y su comodidad.

Gracias a su ligero marco fabricado en aluminio, una vez utilizado se cierra prácticamente como un paraguas, ocupando muy poco espacio, tanto para almacenaje en casa como portarlo en el maletero del vehículo.

Comprueba los precios del carrito Foppapedretti aquí

Su uso puede ir desde el nacimiento hasta aproximadamente los 3 años de edad. El respaldo es multiposición con un cómodo reposabrazos protector que se puede abrir usando el modo puerta.

Las ruedas delanteras giratorias y están equipadas con un dispositivo que bloquea su movimiento, por el contrario las ruedas traseras están equipadas con un freno que funciona perfectamente.

La capota se puede ajustar de forma muy cómoda y además está equipada con un juguete que se puede quitar para entretener a los más pequeños, un bolsillo porta objetos grande y una abertura que permite observar al niño en cualquier momento para comprobar que todo está bien. bueno.

Quest Arc de Maclaren

La silla de paseo Quest Arc de la firma Maclaren es un producto excelente que destaca en la categoría extra light por una relación calidad-precio que tiene.

Comparar precios de Maclaren aquí

Además, facilita mucho la vida de los padres gracias a su diseño compacto y su peso muy ligero (sólo 6,22 kg).

La silla de paseo está equipada con 6 ruedas lisas y suspensiones ad hoc que permiten un confort y una suavidad ideales para viajar por cualquier tipo de terreno.

El mango es perfecto para garantizar una maniobrabilidad óptima incluso con una sola mano. El respaldo se puede reclinar completamente para garantizar un descanso tranquilo para los niños, mientras que la canasta de almacenamiento es accesible en cualquier momento debajo del asiento.

El Easylife es un cochecito ideal para aquellos que buscan una opción segura, cómoda y asequible al mismo tiempo.

Safety First Peps

El carrito ligero Peps Safety First es un producto ultracompacto y extremadamente ligero. Gracias a su cierre tipo paraguas, una vez plegado se puede llevar cómodamente en la mano sin cansar en exceso a los padres.

Modelo completo, comprobar precio aquí

Uno de los aspectos que más aprecian quienes han comprado este producto es sin duda el precio y tan ligero como la propia silla de paseo. Sin embargo, este aspecto no se pierde a expensas de la comodidad que garantiza un asiento extremadamente cómodo y las suspensiones en las ruedas delanteras que permiten una conducción suave.

Safety First es un cochecito de uso diario extremadamente práctico, que puede equiparse con ruedas delanteras giratorias de 360 ​​grados o fijas. El único inconveniente quizás se encuentre en el hecho de que este cochecito se puede utilizar a partir de los 6 meses de edad y hasta los 15 kg.

Carrito ligero Gb Gold

El carrito ligero Gb Gold, es una silla de paseo disponible en muchas combinaciones de colores, ideal para todos aquellos padres que están atentos tanto al estilo como a los aspectos más relacionados con la funcionalidad.

Comprobar precio y gama de colores aquí

El práctico cierre de paraguas permite un transporte extremadamente cómodo, mientras que la conducción se ve facilitada por las asas ergonómicas, siguiendo la inclinación y posición natural del cuerpo humano. Las ruedas delanteras se pueden desmontar en cualquier momento y giran 360 grados para garantizar la máxima flexibilidad en la conducción.

En cambio, las ruedas traseras están equipadas con un freno resistente con banda de rodadura que permite que el niño y el padre se sientan completamente seguros cuando van a usar la silla de paseo. El respaldo se puede reclinar hasta en dos posiciones distintas. Este es sin duda un aspecto positivo, considerando el costo muy bajo del carrito.

Hauck Citi Neo

Silla de paseo ligera: Hauck Citi Neo es un carrito manejable y compacto que es extremadamente fácil de plegar gracias a su técnica especial que permite guardarlo con una sola mano.

Saber más sobre el carrito aquí

Este aspecto es fundamental para ayudar a los padres a manejar al niño y poder colocar fácilmente la silla de paseo dentro del maletero. El respaldo se puede reclinar fácilmente utilizando el mismo principio gracias a un desbloqueo que funciona dejando una mano libre.

Se puede decir con seguridad que todo en este cochecito se basa, en la comodidad tanto del niño como de los padres. Por último, el freno en las ruedas traseras permite una conducción segura en todo momento mientras que un bolsillo en la capota te permite guardar objetos cómodamente y gracias a la ventana puedes comprobar el bienestar de tu hijo.

Foppapedretti Hurra Cherry

Ver colores y precio aquí

Esta silla de paseo ligera a diferencia del modelo visto en el punto 1, este carrito es quizás más adecuado para una niña pequeña gracias a su hermoso color cereza extravagante, que también lo hace adecuado para ser visto en medio de una multitud. 

Extremadamente práctico y fácil de manejar, la estructura extra ligera de aluminio y el respaldo multiposición permiten el máximo confort tanto para el niño como para los padres.

El dosel con juguete extraíble tiene un gran bolsillo de almacenamiento y una ventana a través de la cual puede vigilar a su bebé.

Guía de compra

Hay muchos modelos de carritos de bebé en el mercado pero los más populares son los ligeros. De hecho, si prefieres un carrito manejable, que ocupe poco espacio cuando necesites guardarlo en el maletero o en un armario y las ofertas disponibles en el mercado son variadas, incluso en precios.

Sin embargo, para elegir el mejor carrito ligero, es necesario evaluar no solo el costo, sino muchas otras características que no deben subestimarse.

En primer lugar, debe saber que una carrito ligero nunca debe comprarse para bebés, sino para niños un poco mayores que aún necesitan de dicho carrito. Por lo general, incluso los modelos livianos tienen un respaldo reclinable, de modo que si el niño se duerme, se reclina y puede estar más cómodo.

La característica principal, sin embargo, es la ligereza. El bajo peso, significa que la silla de paseo se puede usar muy fácilmente, ocupa menos espacio cuando se guarda y si el niño ya no quiere estar en el, doblarla y transportarla incluso con una mano es fácil.

Es un producto ideal sobre todo durante el verano, gracias al bajo grosor del acolchado que permite que el niño esté más fresco.

Por ejemplo, podría ser una solución perfecta para quienes buscan un carrito para la playa.

De hecho, algunos modelos tienen ruedas específicas para poder ir por cualquier superficie y al estar equipados con capota, pueden dar sombra cuando sea necesario. A menudo sucede que después de un juego en la playa o un baño en el mar, el niño está cansado, y aquí un carrito ligero puede representar inmediatamente la solución al problema.

Otro aspecto a tener en cuenta es la forma en la que querrás transportarlo. Para las familias que tienen un coche pequeño, para las que viajan en transporte público o cualquier persona con poco espacio en casa, es la solución perfecta.

Pero cuidado, estos modelos, aunque ligeros, no deben ser demasiado baratos, ya que los materiales deben ser lo suficientemente resistentes para soportar el peso del niño.

¿Qué tipos de carritos ligeros hay?

En general, los carritos ligeros se agrupan en dos macro familias: los clásicos y los llamados carritos paraguas.

Los que tienen el nombre más bizarro, como un paraguas, son muy fáciles de abrir y cerrar. Deben su nombre precisamente a esta facilidad, ya que con un solo gesto basta para abrirlos o cerrarlos. Son tan compactos que se pueden transportar fácilmente con una sola mano, gracias sobre todo a su bajo peso.

Se trata de modelos con un diseño minimalista que se centran en la reducción de espacio y peso. La comodidad no es la mejor, los materiales de construcción suelen ser frágiles y en caso de viajes demasiado largos, el niño puede sentirse incómodo.

La silla de paseo ligera tradicional combina la maniobrabilidad del tipo paraguas con la comodidad de un producto más resistente y acogedor.

Por lo general, el sistema de cierre se realiza presionando teclas o palancas que se ubican en correspondencia con las manijas de guía. Las ruedas suelen tener un sistema de freno que asegura el bloqueo de las ruedas, activado presionando una palanca con un pie.

La principal diferencia entre un carrito paraguas ligero y uno tradicional radica en el manejo del mismo. Los primeros suelen ser más ligeros y fáciles de manejar poco estables y con materiales más frágiles.

Los clásicos son más resistentes, ofrecen más opciones, mayor comodidad para el niño, pero pesan más y son más voluminosos.

En cuyo caso comprar un carrito ligero

Cuando busca un producto práctico, liviano y compacto, dedicado a los niños desde el primer año de vida en adelante, para brindarles comodidad y confort.

Para los que viajan en transporte público, los que viven en grandes ciudades, los que necesitan agilidad mientras sacan a pasear a su pequeño. O para los que de repente necesitan cerrarlo en un momento y quizás tener para llevarlo a mano durante largos períodos.

Estos modelos permiten que incluso las madres más ocupadas realicen diversas tareas, sin el estorbo de los grandes carritos.

Incluso para las madres que aman la naturaleza y no quieren renunciar a sus pasiones en su tiempo libre, una silla de paseo ligera les permite hacer senderismo, pasear por el bosque o los parques, días de playa o de campo.

La funcionalidad y utilidad en la compra de un carrito está relacionada con el uso que se le quiera dar. Aunque sean modelos minimalistas y económicos, supone un cierto gasto, también puedes optar por los modelos menos costosos.

El mercado está lleno de ofertas baratas pero no válidas. A menudo, con la misma calidad y opciones, el precio de un carrito puede variar, incluso bastante, y todo depende del prestigio del fabricante. Lo importante es elegir el modelo más cercano a tus necesidades y siempre teniendo en cuenta el presupuesto del que dispones.

Para la compra segura de un carrito ligero que se ajuste a tus necesidades, tienes que hacerte algunas preguntas: ¿a dónde quiero ir? ¿Qué tan lejos tengo que ir? ¿Es cómodo para el bebé? ¿La calidad es proporcional al precio?

Calidad de un carrito ligero en sus características

Cuando vas a comprar un carrito, ¿quieres parecer un experto y determinar las condiciones que te convencerán de comprarlo? Entonces necesita saber lo que está mirando. Entonces, esto es lo que debe considerar cuando se enfrenta a docenas de alternativas de carritos ligeros.

Peso del carrito ligero

Es «ligera» por algo y por eso descarta a priori todas aquellas que te resulten cansadas. Obviamente, lo que se siente liviano para alguien puede ser pesado para otra persona, así que solo cógelo si te parece ligero. Evidentemente, reducir el peso reduce el grosor de los materiales de construcción y del acolchado, así que no apuestes todo a este parámetro y no busques el de menor peso, ya que sacrificarás la comodidad por tu hijo.

Medidas del carrito

Un carrito no se diferencia de un vestido: si es demasiado pequeño es incómodo para el niño, si es demasiado grande se vuelve demasiado pesado y difícil de guardar, por ejemplo en el coche o en el vestidor. Busca un buen término medio, priorizando lo que es más importante para ti: ¿compacto y manejable o más espacioso para el bebé?

Plegable

Los carritos pueden causar problemas a los ingenieros debido a la complejidad de sus mecanismos de apertura y cierre. Por esta razón, debe intentar abrirlo y cerrarlo un par de veces antes de comprarlo. Si compra un modelo ligero por comodidad y conveniencia, no puede darse el lujo de atascarse en el broche, incluso cuando el bebé llora.

Resistencia

Ligero no tiene por qué significar frágil, especialmente si cree que su hijo tiene que caber en ese cochecito. Los carritos ligeros están hechos de materiales bastante fuertes, pero también ligeros. Sin embargo, una ligereza excesiva podría comprometer su inestabilidad, lo que podría llegar a ser peligroso, especialmente para los niños más inquietos.

Sistema de bloqueo

Representa uno de los principales sistemas de seguridad del carrito. Los antiguos sistemas de bloqueo funcionaban solo en un par de ruedas, las delanteras o las traseras. Hoy, es posible encontrar modelos que presionando un solo pedal, bloquean todas las ruedas al mismo tiempo.

Comodidad

Un asiento cómodo hará que el bebé se sienta más tranquilo por más tiempo y si necesita descansar, asegúrate de comprar un modelo con respaldo reclinable, para que la siesta sea más placentera.

Carrito ligeros: pros y contras

Lo ya descrito se enmarca esencialmente dentro de las ventajas de estos productos, como peso y dimensiones reducidos, precios más bajos, gran manejo y libertad de movimiento.

Sin embargo, estas mismas características podrían convertirse en desventajas. Por ejemplo, un peso y unas dimensiones excesivamente reducidos no ofrecen una buena estabilidad.

Además, incluso los modelos más caros son siempre bastante frágiles, por lo que pueden no ser adecuados para todos los niños, por ejemplo, aquellos un poco más robustos y, ni siquiera se recomiendan para niños demasiado pequeños, como los recién nacidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.