Eliminación de pañales sucios

Como deshacerse de los pañales sucios

Después de que nazca tu bebé, una de las primeras cosas que te preocupa comprar son los pañales, que son esenciales desde el nacimiento.

Las madres y los padres saben muy bien cuántos pañales necesitan sus bebés.

De hecho, en promedio, el bebé usará un pañal durante unos dos o tres años, de día o de noche. Un recién nacido necesita unos 8 cambios al día, a partir de los seis/ocho meses definitivamente necesitará menos, también porque el bebé puede empezar a dormir toda la noche sin despertarse.

Hacer algunos cálculos es suficiente para considerar la gran cantidad de pañales sucios ​​que terminan en los vertederos todos los días.

De hecho, los pañales desechables están compuestos por derivados del petróleo y sustancias plásticas, aunque solo en una pequeña parte, pero estas sustancias contaminan el medio ambiente en un alto grado y son difíciles de eliminar.

Además, una vez utilizados, contienen residuos orgánicos, por lo que deben ser arrojados a contenedores de recogida indiscriminada.

Una de las preguntas que suelen hacerse los padres es: ¿Cómo y dónde desecho los pañales sucios de mi bebé en casa?

¿Es suficiente un cubo y una bolsa para pañales sucios?

De hecho, las mamás y los papás emplean una variedad de tecnologías basadas en su comodidad y hábitos.

Simplemente se puede tirar en una papelera sin clasificar para residuos generales no reciclables para toda la familia; de lo contrario, se puede optar por una cubeta totalmente dedicada a guardar pañales.

El inconveniente de estas opciones puede estar relacionado con la emisión de olores desagradables, ya que el contenedor no es hermético, y la cantidad de residuos que puede llenar un contenedor doméstico común en medio día.

También obligará a los padres a salir y sacar la basura con más frecuencia. Hay una solución adicional que podría ahorrarle algo de tiempo.

De hecho, desde hace varios años están en el mercado las denominadas cajas de pañales, es decir, cajas compactas y que ahorran espacio que pueden recoger y contener más pañales que las cajas ordinarias, aislando así su olor.

Hay varios tipos en el mercado.

Desde los productos más sencillos de una sola bolsa, que sujetan los pañales sucios comprimiéndolos gracias a una válvula de cierre que los empuja hacia abajo, una vez cerrados para evitar que escapen olores desagradables, hasta productos más complejos, también se pueden esterilizar.

Un producto, por ejemplo, tiene una película en el interior que envuelve completamente cada pañal, sellándolo y brindando protección antibacteriana y desodorante.

Además, los pañales se compactan y se pueden introducir hasta 30 (en este caso también dependiendo del modelo).

Te recordamos que el número de pañales que caben en estos cubos también varía en función de la talla utilizada y del tamaño del pañal.

Los pañales son sin duda un sistema muy práctico, rápido y fácil de usar: basta con introducir el pañal, dependiendo del modelo, hay que presionar ligeramente para abrir la válvula o cerrar la tapa, ya no hay que tirar la bolsa en el basura al menos dos o tres días.

La casa libre de malos olores de pañales sucios

Y además eliminaremos casi el 90% de las bacterias de los pañales gracias a la bolsa antibacteriana.

Para el modelo más completo, el costo para el usuario del pañal es de unos treinta euros o más, además, debes considerar comprar repuestos para la bolsa.

De hecho, para algunos productos basta con utilizar una bolsa de basura normal, para otros es necesario comprar un recambio específico de la marca, o en algunos casos uno genérico (hay que comprobar la compatibilidad).

Los rellenos son definitivamente más caros que las bolsas de basura normales, pero son una garantía de higiene.
En conjunto, estos productos para el tratamiento del pañal son muy útiles.

En relación con el costo inicial, tiene un producto que nos ayuda a ahorrar tiempo y espacio, al mismo tiempo que mejora la higiene y la limpieza de la casa.

Cuando nace un bebé, realmente hay muchos costos que afrontar, por lo que si no quieres gastar en productos para desechar pañales, ten en cuenta que si tenemos uno o más, puede ser útil incluirlo en el lista de nacimiento En pocas palabras, damos a amigos o familiares.

La elección es personal, y si estás contento con la caja de arena clásica porque no quieres gastar dinero o recordar comprar recambios, también está bien.

Tipos de pañales

También teniendo en cuenta el medio ambiente, otra posibilidad es utilizar pañales lavables en lugar de pañales desechables.

Esto evitará por completo el problema de eliminación.

En los últimos años, el uso de pañales lavables ha vuelto cada vez más a los hogares, también debido a la creciente preocupación por los problemas medioambientales.

De esta forma, se puede evitar una gran cantidad de residuos y, además, se pueden ahorrar una gran cantidad de costes económicos.

También en este caso puedes elegir entre diferentes modelos y diferentes tejidos, lo ideal es elegir un biotejido natural que respete la delicada piel del recién nacido.

Cuando se trata de la salud de nuestros niños, los pañales lavables tienen una ventaja adicional: si se eligen con cuidado, no contienen productos químicos nocivos ni derivados del petróleo como los pañales desechables.

Elegir este tipo de pañal es sin duda más exigente y cansador, pero es la mejor elección para el medio ambiente y nuestra salud.

Actualmente, los pañales desechables siguen siendo un residuo indiferenciado, pero existen plantas de reciclaje en Italia que, tras años de investigación, han conseguido que los pañales sucios sean 100% reciclables.

Si te interesó este artículo, quizás quieras seguir leyendo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.