tarta de pañales

Tarta de pañales: qué es y cómo hacerla

¿Quieres saber qué es una tarta de pañales o quieres aprender a hacerlo? En este artículo, discutiremos exactamente eso, comenzando con los orígenes y luego explicando los pasos principales necesarios para crear estas excelentes ideas de regalos para nacimientos, bautizos y cumpleaños.

Los origenes

El origen de la tarta de pañales: desde el siglo XVIII hasta nuestros días.

Comencemos diciendo que los orígenes de los pasteles de pañales se remontan al siglo XVIII. Más recientemente, este hermoso trabajo que pronto descubriremos cómo hacer se ha extendido rápidamente desde América y en pocos años ha conquistado gran parte de Europa, incluida Italia.

Para los no iniciados, un pastel de pañales es una composición que, como su nombre indica, se hace recreando la forma de un pastel de varias capas utilizando pañales y una variedad de otros elementos que ayudan a que el pastel sea más creativo. Colorido y creativo.

¿Por qué su éxito?

La razón del éxito de la tarta de pañales: una idea de regalo útil y original
Su implementación no es complicada, pero aún requiere el conocimiento de métodos específicos.

Obviamente, como cualquier otra cosa, incluso hacer pasteles de pañales requiere mucha experiencia con el tiempo para perfeccionar sus técnicas y métodos.

Los pasteles de pañales son un excelente regalo para cada ocasión, comenzando con el nacimiento de un bebé o una niña.

Pero también es una gran idea de regalo para un bautizo o un primer cumpleaños que se puede hacer fácilmente en casa. De hecho, esta es una solución muy popular ya que es útil, original y creativa al mismo tiempo.
Ahora que sabemos qué es un pastel de pañales y de dónde proviene, solo falta descubrir lo fácil que es hacerlo.

Cómo hacer un pastel de pañales

Comencemos enumerando los ingredientes necesarios para hacer un pastel de pañales.
La cantidad de pañales que necesitas comprar depende del tamaño del pastel y la cantidad de capas que quieras hacer.

Para hacer un pastel de 2 capas, necesitarás alrededor de 30 pañales. Por otro lado, si vas a hacer un pastel un poco más grande, tal vez de 3 capas, necesitarás 60 pañales.
Un elemento muy importante son las gomas, hay que sujetarlas al pañal. Compra la misma cantidad de elásticos según la cantidad de pañales que quieras usar.
Luego, necesitarás un rollo de papel para sostener toda la estructura. De hecho, todos los pasteles se desarrollan alrededor de uno o más rollos.

Como base para la composición, puede usar un molde para pasteles redondo normal.
Estos son los elementos básicos necesarios para hacer un pastel.

Ahora pasemos al aspecto creativo, que puede variar de una composición a otra. De hecho, es necesario obtener una serpentina y una serie de elementos, dependiendo del género del niño y la creatividad del creador. Para que el pastel de pañales sea una verdadera obra de arte, es necesario decorarlo.

En esta etapa, puedes dejar un poco de imaginación, pero como regla básica, puedes usar una serie de cintas de colores para crear lazos o decoraciones simples para agregar a las diferentes capas del pastel.

También es una buena idea agregar uno o más títeres en la parte superior del pastel.

El procedimiento

Ahora pasemos a la realidad. Sobre el molde para pasteles, coloque perfectamente en el centro el rollo de cartón, el cual debe asegurarse con pegamento o cinta adhesiva.

El siguiente paso consiste en colocar los pañales en cada capa del pastel uno por uno. Cada pañal debe enrollarse y envolverse con una banda elástica.

Después de crear el primer círculo de pañales alrededor del rollo central, todos los pañales del círculo se deben unir con bandas elásticas más grandes.
Después del primer círculo, puede pasar a un segundo o tercero, dependiendo del tamaño del molde para pasteles que esté usando.

Una vez que la primera capa del pastel está lista, se debe mover a la segunda, tercera o cuarta capa.

Una vez hecho esto, una buena idea es envolver cada capa en papel crepé de colores para ser creativo con el pastel. Agregue lazos y cintas y el pastel será una verdadera obra maestra. Otra idea podría ser usar letras de fieltro para escribir el nombre de un niño o una niña en las capas del pastel.

Como nota final, puede ser útil envolver la tarta con una hoja de celofán y un bonito lazo decorativo.

Si te gustó este artículo, quizás quieras seguir leyendo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.