mejor pañal para tu bebe

Erupción del pañal: qué hacer y cómo evitarla

¿Tiene problemas con la dermatitis del pañal o es un padre primerizo que ha oído hablar de ella y le gustaría tener las herramientas para tratarla mejor y prevenirla si es posible?

En nuestro estudio en profundidad, encontrarás consejos útiles que realmente pueden ayudarte a lidiar con esta situación, común a muchos padres.

La dermatitis del pañal , también conocida como dermatitis del pañal, consiste en una inflamación de la piel del bebé que, como su nombre indica, afecta a la zona cubierta por el pañal. 

Obviamente, estas ya son áreas particularmente sensibles, donde la piel es mucho más propensa a la inflamación y el enrojecimiento.

¿Cómo reconocer si tu bebé sufre dermatitis del pañal?

Notarás que la zona de los glúteos y la zona genital se ven afectadas por una molesta irritación. Sin embargo, no tienes que preocuparte de ninguna manera: aunque es una condición que puede ser decididamente molesta para el niño, no es en modo alguno una reacción atípica.

Por el contrario, la dermatitis del pañal es una condición que casi todos los bebés experimentan al menos una vez dentro de los 24 meses de vida. 

Sin embargo, hay momentos en que los niños tienen más probabilidades de desarrollar esta afección. Por ejemplo, la fase entre los 9 y los 12 meses es especialmente crítica, cuando el niño empieza a permanecer mucho tiempo sentado y en consecuencia se crea un roce que favorece la aparición del trastorno.

¿Cómo aparece la dermatitis del pañal?

Existen algunas distinciones que permiten reconocer fácilmente esta condición, diferenciándola de otras reacciones alérgicas o en general de erupciones en la piel. 

En el caso de que el bebé tenga dermatitis del pañal, la piel del área afectada aparecerá en parches de color rojo brillante y el área suele estar caliente e hinchada cuando se toca.

Al igual que un eritema debido a la exposición excesiva al sol, la dermatitis del pañal puede limitarse a unos pocos parches aislados o puede afectar áreas más grandes, cubriendo todas las nalgas. 

Si encuentras esta sintomatología en tu bebé y empiezas a notar que siente molestias a la hora de cambiarlo, es casi seguro que se trate de una dermatitis del pañal.

¿Cuáles son los orígenes de esta condición?

Conocer las causas que provocan la dermatitis del pañal también ayuda a prevenir su aparición, yendo en lo posible a limitar algunas de ellas o en todo caso a contrarrestar el trastorno lo antes posible. 

En primer lugar, entre las causas a las que se puede atribuir la dermatitis del pañal, sin duda encontramos el mencionado roce. El ambiente húmedo generado por llevar mucho tiempo el pañal.

Debido al estancamiento de líquidos que es imposible evitar por completo (incluso con los más absorventes, ayuda con el roce de los movimientos para irritar la piel de los más pequeños. 

Además, para los niños que a menudo son propensos a los episodios de diarrea, la condición puede empeorar, ya que las heces y la orina por sí solas constituyen irritantes para la piel. 

Otro tipo de dermatitis del pañal, a diferencia de la irritativa de la que acabamos de enumerar algunos ejemplos, se debe a una alergia de contacto. 

Esto puede ocurrir si los detergentes, las cremas o los propios materiales del pañal provocan una reacción alérgica en el bebé.

Este tipo de afección se diferencia de la dermatitis irritativa porque da positivo en las pruebas alérgicas: en este caso, generalmente es suficiente eliminar los factores irritantes para que también desaparezcan los síntomas.

Otra causa típica de la dermatitis del pañal puede ser una infección en curso, como Candida. Finalmente, incluso la introducción de algunos cambios en la nutrición puede tener un impacto directo en la aparición de esta condición, ya que los nuevos alimentos podrían cambiar la composición de las heces y, en consecuencia, irritar la piel del bebé.

¿Cuáles son los posibles tratamientos para tratar la dermatitis del pañal?

En primer lugar hay que decir que incluso una dermatitis que parece inofensiva no debe descuidarse: de hecho, debe tratarse lo antes posible para evitar la aparición de complicaciones ya que la zona es un gran atractivo para hongos y bacterias.

El primer truco a tener siempre en cuenta y poner en marcha cuanto antes es mantener la zona lo más seca y limpia posible. Aquí hay que limpiarlo con frecuencia y secarlo con mucho cuidado para evitar la proliferación de bacterias en un ambiente húmedo. También es especialmente importante aplicar crema calmante. Interverinar directamente sobre el pañal también puede ayudar: por ejemplo, ponerlo un poco flojo o intentar cambiar de marca podría ayudar a mejorar la situación.

Si estás usando pañales lavables, la mejor opción es cambiar de detergente. Una vez aplicados todos estos remedios, si la dermatitis no mejora a los pocos días, consultar inmediatamente al pediatra, quien podrá prescribir una intervención farmacológica tópica más oportuna.

¿Cuáles son las acciones que se pueden tomar?

A continuación se muestra la lista de actividades para prevenir esta condición:

  • cuidar la nutrición del bebé y anotar los cambios introducidos;
  •  lavar siempre la zona con detergentes delicados, secando con mucho cuidado;
  • use pañales que sean un poco más anchos o de una talla más grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.